lunes, octubre 29, 2012

LA GRAN PANTALLA TAMBIÉN PUEDE EDUCAR



Recientemente, la Directora General del ICAA, Susana de la Sierra, se hacía eco del analfabetismo audiovisual en Europa, y en España en particular, diciendo que el cine continúa siendo una asignatura pendiente.

En efecto, la nueva responsable del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, insistía: “El hábito de asistir a las salas de cine se está perdiendo y con él la consideración del cine como experiencia válida de ocio en la niñez y la adolescencia” (ABC, 25-IX-2012). De ahí la jornada de “Cine y Educación: La formación del futuro espectador”, que organizó el pasado mes la Secretaría de Estado de Cultura, del Gobierno del PP, para paliar esa carencia. 

Y de ahí, también, las experiencias formativas que se han promovido en Cataluña desde la iniciativa privada. Concretamente, Digital-Text ha organizado la 2ª edición de los Premios CinèTIC, en la cual han participado 35 escuelas y unos 400 alumnos de 12 a 16 años, que además de utilizar en las aulas películas de valor educativo como Profesor Lazhar (foto), Los chicos del coro, El Club de los Poetas Muertos, Todos somos capitanes, La clase, Hoy empieza todo, La ola, Els nens salvatges, o hasta clásicos como Los 400 golpes y El pequeño salvaje, de François Truffaut, han realizado sus cortometrajes en el tiempo de ocio. Es decir, se combina en las clases el estudio del lenguaje fílmico y la práctica cinematográfica con el debate de filmes. Debate en el que no sólo intervienen alumnos y profesores, sino también los padres, que son los primeros educadores.

¿Dejará de ser algún día el Séptimo Arte una asignatura pendiente? Aquí tienen una página orientativa, que puede ayudar a enmendarlo, realizada por el colectivo andaluz “Grupo Comunicar”: www.uhu.es/cine.educación/cineyeducación.

(Publicado  en DE PELÍCULA, www.diarioya.es, 28-IX-2012)