martes, enero 07, 2014

LA INÉDITA ÓPERA PRIMA DE ORSON WELLES


Ese genio del cine llamado Orson Welles no debutó con el magistral Ciudadano Kane (1941), considerado como uno de los mejores filmes de todos los tiempos, sino con un largometraje titulado Too much Johnson (1938), protagonizado por Joseph Cotten (foto).

Ciertamente, tres años antes que realizara su película más emblemática, Welles rodó una película de 70 minutos que había de servir como prólogo a los tres actos de la obra escénica homónima que estaba preparando durante su etapa en el Mercury Theatre, y la cual se creía desaparecida por el incendio de su casa de Madrid.

No obstante, el verano pasado apareció una copia en un almacén de Italia, exhibiéndose en el célebre Festival de Cine Mudo de Podenone. Y ahora se presenta en la Filmoteca de Catalunya y en las otras cinematecas españolas, perfectamente restaurada. Según el especialista Esteve Riambau, Too much Johnson, “es una rareza, con el valor de la pieza arqueológica perdida y recuperada”.

Pobablemente, esta ópera prima de uno de los grandes maestros del Séptimo Arte viajó con Orson Welles de Madrid a Italia y acabó en un almacén. Al parecer, el incendio de su casa de Madrid no fue tan aparatoso como decía el cineasta; pues de todos es conocida -según algunos biógrafos- la fantasía de Welles al narrar hechos de su vida, como cuando dijo ante la TV francesa que había visto una película de dibujos animados realizada por Francisco Franco que nunca existió.

(Publicado en DE PELÍCULA, http://www.diarioya.es, 13-I-2014)