lunes, mayo 05, 2014

BARCELONA, PLATÓ DE CINEMA


        Mientras continúa la polémica independentista en Cataluña -a la cual se añade ahora la autodeterminación del País Vasco- y el Parlamento autonómico vuelve a tramitar la ley del cine, que incorpora los cambios exigidos por la Comisión Europea para aumentar la oferta de filmes doblados en catalán, Barcelona se ha transformado en la ciudad con más rodajes en España

En efecto, si en otro tiempo la capital catalana fue escenario y protagonista de películas, como hemos constatado en libro editado por Gloria Camarero, Ciudades europeas en el cine, actualmente ofrece sus espacios públicos para rodar producciones españolas y extranjeras. Durante el año 2013, Barcelona fue escenario del rodaje de 2.494 filmes, entre cine, televisión y publicidad. Con 9.862 días de plató, ha crecido un 16,5% con respecto al 2012. Sólo le supera Londres, con cerca de 14.000 días de rodaje; mientras París se ha quedado muy por debajo, con 3.307 días.

Sin embargo, no todo el mundo está contento con esta realidad cinematográfica. La presidenta de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, Maria Mas, manifiesta que “la ocupación de la Ciutat Vella es un escándalo. Esto es un plató y ya no somos ni figurantes”. Asimismo, Pep Armengol, director de cásting de muchos filmes, reclama más facilidad en permisos: “Esta ciudad tiene el estigma de que hay problemas para rodar; no es fácil, y esto no podemos permitirlo”. Ante tales críticas ha respondido el responsable del Ayuntamiento de Barcelona, Llucià Homs, diciendo que “las mismas cifras lo desmienten, demuestran que la realidad es totalmente diferente. No se corresponde con una ciudad que es pionera a escala europea en número de producciones. Si fuera tan difícil, aquí no rodaría nadie”.

En parecidos términos se pronunciaría Elena Subirà, directora de Barcelona Film Comission, entidad que facilita y promueve los rodajes en la Ciudad Condal, y Gabriel Guilera, director de Barcelona Turisme, quien añadió: “Es evidente que las emociones de los relatos explicados de manera cinematográfica son una plataforma magnífica para mostrar Barcelona y hacerlo de manera más atractiva. Es muy interesante para la promoción turística de la ciudad”.  

            Ciertamente, tras el estreno de Vicky Cristina Barcelona (foto) de Woody Allen, cada día llegan más turistas y estudiantes norteamericanos a la Ciudad Condal.

(Publicado en DE PELÍCULA, http://www.diarioya.es, 5-V-2014)