lunes, febrero 29, 2016

LOS 88 OSCAR DE HOLLYWOOD: UNA GALA BRILLANTE PERO TAMBIÉN DISCUTIDA


Como todos los años, el mundo del cine se ha centrado en las codiciadas estatuillas de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood, que ya han llegado a su 88 edición. El presentador, el afroamericano Chris Rock, se hizo eco de las críticas a la falta de diversidad, pues no había nominados negros en esta convocatoria -que incluso se intentó boicotear-, atacando a la vieja Meca del Cine por racismo.

Aun así, el mexicano Alejandro González Iñárritu -a quien llaman “el negro"- se llevó el Oscar al Mejor director por El renacido, aunque su dura y favorita película fue derrotada por Spotlight, de Tom McCarthy, sobre los viejos casos de pederastia en la diócesis de Boston, que fueron investigados en su día por un equipo de periodistas que ganaron el Pulitzer. Si bien este film está realizado al estilo de Todos los hombres del presidente (Alan J. Pakula, 1976) sobre el célebre Watergate, el ataque a la Iglesia Católica es manifiesto y no se hace agradable de ver.

Con todo, Leonardo DiCaprio, después de cinco nominaciones, sí se llevó el Oscar al Mejor actor por su gran interpretación en El renacido, que ganó la tercera estatuilla dorada a la Mejor fotografía; mientras Ennio Morricone, otras tantas veces nominados, obtuvo su Oscar a la Mejor partitura musical por Los odiosos ocho, del violento Quentin Tarantino. Asimismo, el también violento Mad Max: Furia en la carretera fue la más premiada: seis galardones técnicos, venciendo a la nueva Star Wars y a la valorada Marte.

No sorprendieron los premios a la Mejor actriz, Brie Larson, por su gran trabajo en La habitación, a la vez que los secundarios fueron a parar, merecidamente, a  Mark Rylance, por El puente de los espías, y a Alicia Vikander, por La chica danesa. Al igual que el Mejor film de animación sería una vez más para la factoría Disney-Pixar, por Del revés. Y el premio a la Mejor película de habla no inglesa recayó en El hijo de Saúl, del húngaro Laszlo Nemes, otra visión del Holocausto.

Las “estrellas” de la Meca de Cine lucieron sus figuras y vestidos, Lady Gaga tuvo una actuación “reivindicativa”, y los premios de la pasada temporada fueron muy repartidos. Ahora les queda hacer más dinero en la taquilla mundial.