domingo, marzo 11, 2012

UNA MONJA DESFILA POR LA ALFOMBRA ROJA DE LA ACADEMIA




Uno de los hechos más curiosos de la pasada Gala de los “Oscar” fue el desfile de una monja de clausura por la alfombra roja de la Meca del Cine. Ciertamente, en la ceremonia -nunca mejor dicho- del domingo anterior asistió la antigua actriz norteamericana Dolores Hart, que abandonó Hollywood para entrar en la abadía benedictina Regina Laudis Bethlehem (Connecticut), de la cual hoy es priora.

Con 74 años -50 de monja-, dejó el mundo del cine en 1963. Había debutado en Loving You (1957), al lado de Elvis Presley (en la foto), con quien se besó en esta película sobre la vida del mítico cantante. Como ha contado la propia madre Dolores, ambos se sonrojaron, y tuvieron que repetir varias veces la escena. Después de seguir vinculada a la Academia de Hollywood -durante algunos años incluso votó a instancias del entonces presidente Karl Malden, que le envió un aparato para ver las películas seleccionadas-, en la presente edición ha obtenido permiso de su orden para asistir a la Gala y entregar un “Oscar” al Mejor cortometraje documental.

Pero si este 26 de febrero Dolores Hart se paseó con su hábito por la célebre alfombra roja, fue para apoyar la nominación del corto God is the bigger Elvis, dirigido por Rebecca Cammisa, que narra en 37 minutos la historia de su abadía. “Dejé entrar a las cámaras para ayudar a todas aquellas personas que están en busca de su alma. El camino hacia el Señor es un trayecto maravilloso”, manifestó. Ella lo tomó a los 24 años, y es la única monja con derecho a voto en la Academia de Hollywood. Sus profundos ojos azules transmiten paz, serenidad y bondad, a pesar de sufrir una enfermedad muy dolorosa desde hace quince años, para la cual recauda fondos, al igual que para reformar su abadía.

(Publicado en DE PELÍCULA, http://www.diarioya.es, 10-III-2012)