domingo, diciembre 31, 2017

ENTREVISTA EN "LA VANGUARDIA"


1 comentario:

tamel dijo...



I tot això que va dir el Noam Chomsky em va agradar... I molt seguidamente, muy a finales de ese mismo año 1998 o muy a principios de 1999, tuve el honor de mantener una muy extensa conversación con Roger Garaudy en casa de un amigo que teníamos en común, Kamel Alarabi, al cual conocí por primera vez -junto a Federico Mayor Zaragoza y otros- en las jornadas organizadas en la Universidad de Barcelona durante el año 1988 y con motivo de la conmemoración de los 20 años del Mayo Francés, lo que coincidió con el nacimiento de la revista UniversitaS.
Este amigable encuentro hizo que -pocos meses después- decidiese, por medio de la mencionada UniversitaS y del Dpto. de Historia Contemporánea de la UB, organizar una jornada por la paz mundial y el librepensamiento crítico en la última primavera del milenio, en el edificio central de la Universidad de Barcelona, invitando a diversas personalidades e incluyendo al mencionado profesor de historia, crítico de arte y filósofo Roger Garaudy.
Este hecho, de invitar a R. Garaudy a la UB, brillante político y escritor e ideólogo del PCF durante casi veinte años, que desde su postura marxista luchó por la humanización y democratización del marxismo y por un constante diálogo con el cristianismo (pues opinaba que muchos de sus valores estaban en perfecta consonancia con el marxismo, siendo Presidente del Instituto Para el Diálogo de las Tres Culturas, con sede en Ginebra, así como miembro destacado del Politburó del PCF desde 1956 y fundador-director del prestigioso Centre d’Etudes et de Recherches Marxistes), molestó mucho no sólo a la ultraderecha fundamentalista más intransigente sino también a diversos y poderosos centros de poder, muy vinculados al entorno político de mis contrarios y a su área de influencia, siendo utilizado para hacerme “mobbing” y difamarme a todos los niveles, hasta tal punto que el director general de Editorial Ariel, D. José Luis Castillejo Brull -muy amigo del Dr. Caparrós Lera-“perdió” (o lo hizo desaparecer y todavía no lo ha encontrado ni editado) el texto mecanografiado y las galeradas de mi libro -a punto de publicar- “METRÓPOLIS: UN REFLEJO DE LA HISTORIA” y, lo que es todavía muchísimo más grave, siniestro y delictivo, la titular del Juzgado de 1ª Instancia nº 40 -Dña. Silvia Ventura- fue la responsable de un internamiento psiquiátrico que me dejó no sólo en indefensión a mí mismo, atentando contra mi dignidad e integridad moral, sino que a mi madre también. Esta aberración judicial fue conseguida por medio de una denuncia falsa de mi Sr. Padre y del igualmente falso testimonio del Dr. José María Caparrós Lera, el cual vino a decir que mi madre estaba loca, que me había vuelto loco a mí y que “había armas en mi casa”. El mismo en una conversación privada me lo acaba de reconocer, pues esta -desgraciadamente- muy mal de salud, teniendo cáncer en los huesos. En esta conversación se comprometió a hablar con el juez relacionado con toda la desdicha que ha pasado, però de moment no se res de aquest compromiso..